18 de marzo de 2019

Estrategia de pruebas para dispositivos móviles y navegadores

La necesidad que tenemos de realizar validaciones en dispositivos móviles es ya una realidad. Todas las empresas tienen ya presencia en ellos ya sea por tener apps nativas como portales responsive.



Ahora mismo, una mala app en un dispositivo, es el detonante perfecto para que una empresa pierda mucho dinero y tenga menor presencia en relación a sus competidores.

Esto, lo sabemos todos nosotros, ya que, si instalamos una app en nuestro dispositivo y esta tiene un mal funcionamiento, es lenta o falla, directamente buscaremos una alternativa y la desinstalaremos. El usuario medio, es realmente exigente y eso se demuestra cada día en que, los smartphone actuales tienen unos procesadores muy potentes.

La demanda actual de dispositivos y aplicaciones móviles, nos hace tener estrategias de validación para dispositivos, teniendo en cuenta que debemos obtener un nivel de exigencia aún más alto. 

Lo primero que debemos de hacer es estudiar el mercado, y herramientas como NET Marketshare, nos da exactamente eso: que dispositivos, navegadores y sistemas operativos son los más utilizados. Así vamos cubriendo, poco a poco, la demanda y utilización actual.

Este portal, nos ofrece diferentes gráficas, datos y detalles actualizados, que nos dan una idea global de por donde se mueve el mercado y donde tenemos que atacar. Evidentemente, no podemos tener todos los móviles ni creo que desembolsar grandes cantidades de dinero, sea eficiente, ya que, en muy poco tiempo, ese parque de dispositivos se habrá quedado anticuado.

Cuando realicemos las búsquedas necesarias o que nos ayuden y tengamos un número que consideremos adecuado de dispositivos, que vendrá dado por el tipo de proyecto y los usuarios potenciales que van a usar la aplicación, en concreto, debemos de ver que sistemas operativos son los más utilizados. Habitualmente, estaremos hablando de Android e iOS en diferentes versiones, donde iOS tiene un nivel de actualización y utilización de la última versión, muy superior a Android.

En este último, la actualización del sistema operativo suele ir de la mano de los últimos modelos de dispositivos del mercado, que no todo el mundo tiene o compra. Son dispositivos más longevos, pero menos actualizados.

Una vez hemos obtenido los datos adecuados para nuestra aplicación, procedemos a realizar una tabla, donde mezclaremos los dispositivos con las versiones y seleccionando tablet y smartphone entre ellos, posibilitando que todas las versiones estén probadas en diferentes dispositivos con tamaños, también, diferentes.

Mi recomendación es que solo repitáis tamaño de pantalla en dispositivos diferentes, por ejemplo, un Samsung Galaxy y un iPhone, no dos iPhone con distintos sistemas operativos. 

De esta manera, obtendremos alrededor de 15 dispositivos distintos, con tamaños, resoluciones y pantallas diferentes con todos los sistemas operativos seleccionados, sin repetir ninguno.

Por ejemplo, una versión bastante eficiente de dispositivos y sistemas operativos utilizados a día de hoy, sería la siguiente:


Con esta tabla, a expensas de algún modelo más novedoso que aparezca en breve, podemos comenzar a trabajar sin ningún problema, sabiendo que cubrimos mucha cuota de mercado con un abanico relativamente pequeño de dispositivo. Esto lo hacemos, ya que estamos trabajando con modelos muy nuevos y algunos más antiguos, que estén más afianzados en los hogares, como por ejemplo la Tab E que data del 2015 aproximadamente.

Para el tema de navegadores, hacemos lo mismo, cubriendo tantos sistemas operativos y dispositivos como existan en el mercado. Aquí, la tasa de actualización es altamente superior y además, jugamos con que, los navegadores suelen actualizarse directamente, sin preguntar.

Podemos comenzar con una tabla similar a esta:


Lo bueno que tiene este tipo de pruebas de compatibilidad, es que podemos utilizar máquinas virtuales, Amazon Workspace o alguna otra herramienta similar que nos permitirá tener una buena batería sin tener la necesidad de comprar o adquirir muchos dispositivos físicos.

Si ya queremos comenzar a automatizar, no os olvideis de herramientas como Appium. Hay un artículo muy completo, que escribío nuestra compañera Estefanía Fernandez Muñoz, que habla sobre todos estos temas. Lo podéis leer aquí.

Podéis tener más ideas de como comenzar las validaciones de dispositivos móviles, que herramientas existen y cómo utilizarlas, adquiriendo uno de mis libros, en los que trato más en profundidad todos estos temas: El arte de asegurar la calidad en proyectos software.

1 comentario:

  1. Excelente artículo. Muy a tino con las tendencias actuales. Gracias por compartir

    ResponderEliminar

¿Hablamos?

Cuéntanos como ayudarte

Si quieres más información sobre lo que hacemos, necesitas ayuda o quieres hablar con nosotr@s, solo tienes que ponerte en contacto.

Teléfono:

(+34) 648 961 876