12 de febrero de 2019

Sesiones con usuarios para mejorar el producto

Un buen tester, debe de tener siempre un ojo puesto en los usuarios, y comenzar a pensar como ellos. Preguntas del estilo, ¿cómo utilizarán los usuarios esta aplicación? o ¿cómo haremos para mejorar su experiencia una vez lo pongamos en producción?


Muchas de las preguntas que podemos hacernos, se resuelven escuchando a los usuarios y poniéndose en su piel.

El poder sentarse al lado de los usuarios, escucharlos y atender sus necesidades, son de las mejores acciones que podemos realizar para comprender y probar los productos mucho mejor.

Esto se suele realizar en empresas que hacen desarrollos para clientes internos (como asesores de banca), en los que hacen mesas redondas y todas las personas de todos los equipos son invitadas a hablar, charlar y escucharse varias veces al año.

Este tipo de sesiones es muy fácil de programar, tanto para gente de la misma ciudad o para conectarse en remoto. Lo efectivo es que duren unas dos horas, más tiempo, puede empezar a ser agotador y poco eficiente.

En estas sesiones de trabajo, lo ideal es que se hagan todas las observaciones posibles y sobre todo observar mucho el entorno y lo que se trata allí. Pueden salir temas de lo más variado, desde diferentes tipos de pruebas, compatibilidad, modos de uso del producto, que movimientos o, por ejemplo, manías tienen los usuarios de cara a utilizar su ordenador o su móvil.

Otra cosa que se debe de hacer en las reuniones con los usuarios es interactuar todo lo que podamos, así aprenderemos como es su día a día y como gestionan su tiempo. Aquí, por ejemplo, podemos aprender si atienden llamadas mientras utilizan el producto en concreto, si lo usan todo a la vez, si utilizan otra herramienta y podemos ayudar a implementarla o a facilitarles la vida...al final, lo que haremos es observar y escuchar a los usuarios o clientes para saber si lo que les hemos proporcionado, sirve, les frustra o se puede mejorar.

Una de las cosas que suele pasarnos, es que en nuestra cabeza puede estar todo funcionando a la perfección y ser todo muy cómodo y en el día a día de otras personas, con otras maneras de hacer las cosas, trabajar o utilizar ciertas herramientas, este funcionamiento puede no ser tan eficiente ni bueno.

Con estas sesiones, lo que hacemos es empatizar con otras personas y ponernos en su piel, sabiendo que si nos esforzamos en cubrir sus necesidades y hacerles la vida más fácil, estaremos creando y generando felicidad y esto, es lo que ahora mismo, se necesita en cualquier empresa.

Otro punto importante en estas sesiones es el tener post-it o un cuaderno para apuntar absolutamente todo y que todas las personas nos escriban todas sus ideas, de esta manera trabajaremos con una nube de ideas que, una vez organizada, nos servirá de backlog de tareas pendientes que debemos de acometer.

Puntos imprescindibles a cubrir son :

- aprendizajes sobre el negocio y el producto.
- Frustraciones y negaciones de usuarios.
- Complementos que utilizan los usuarios para cubrir necesidades que el producto no le aporta
- Sugerencias de mejora que aportan estos usuarios
- Posibles necesidades que se encuentren entre todos.

Podemos pensar que todas estas ideas pueden complicarse si el producto no es interno, pero nada más lejos de la realidad, ya que el sistema será el mismo, pero contactando con antiguos o posibles usuarios que quieren probar una beta del producto y ofrecerles algo a cambio, como un cheque descuento o algún pequeño regalo a cambio de compartir sus vivencias y experiencias.

Hablar con los usuarios y aprender de ellos, puede hacer que nuestro producto sea diferencial en un mercado tan saturado y cambiante y si no es así, por alguna causa, puede ayudarnos a hacer productos mejores en el futuro.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¿Hablamos?

Cuéntanos como ayudarte

Si quieres más información sobre lo que hacemos, necesitas ayuda o quieres hablar con nosotr@s, solo tienes que ponerte en contacto.

Teléfono:

(+34) 648 961 876