20 de diciembre de 2018

Pruebas móviles eficientes e inteligentes

Siguiendo con la eficiencia en algunos ámbitos de pruebas, nos adentramos en el mundo de la movilidad y el aseguramiento de la calidad del mismo. Con el aumento de la generación y uso de aplicaciones móviles, las empresas hacen desarrollos cada vez más rápidos e intentan posicionarse cuando antes, de esta manera, los tester están presionados y deben de utilizar sus herramientas y recursos de la manera más eficiente para realizar pruebas rápidas y precisas.


Una de las mejores maneras para realizar las pruebas más eficientemente, es hacer una serie de reuniones donde se comenta el funcionamiento de la app y donde se saca toda la información posible para aprender y bajar el esfuerzo lo máximo posible, aumentando la agilidad y la eficiencia.

Para garantizar una app en entornos móviles, tenemos que tener muy en cuenta, la fragmentación de dispositivos y donde nos queremos centrar, ya que hay, infinidad de ellos, con sistemas operativos muy variados y pantallas y capacidades muy dispares. De cara a realizar los desarrollos, también se deben de tener muy en cuenta, ya que ajustar el software a todas esas pantallas y que encaje a la perfección es algo bastante complejo. Además, cada sistema operativo gestiona la app de manera diferente y esto puede ocasionar defectos que no se tenían en cuenta previamente. 

A pesar de que la calidad cada día se tiene más en cuenta, tenemos que ser conscientes que es lo primero que se da de lado, cuando no se llega, con la idea de que cualquier puede realizar pruebas y que es algo que no tiene importancia o menos de la que debería de tenerse. Los que nos dedicamos profesionalmente a asegurar la calidad, sabemos que los plazos cada vez son más estrictos y que estamos con la lupa encima, siempre observándonos, por si se nos escapa algo, señalándonos con el dedo por cualquier problema que se tenga, cosa que, habitualmente, es a causa de no seguir un procedimiento adecuado o saltarse las pautas sin miramientos.

Una de las mejores maneras de disminuir costos o de encontrar una ayuda extra, es el subcontratar, pero siempre con orden y cabeza. No se puede subcontratar todo, ya que tendremos una dependencia de terceros enorme, pudiendo ocasionar problemas de control y de entrega (con cuellos de botella). Lo mejor es el intentar subcontratar las pruebas de elementos ocasionales y “periféricos” y centrarnos internamente en probar el “Core” de las aplicaciones, intentando llevar una estrategia hibrida que nos sume en vez de restar.

De cara a ver donde vamos a probar, tenemos que tener claras las dos opciones, o emuladores o dispositivos físicos. En este caso, yo siempre opto por los dispositivos físicos, pero hay emuladores muy logrados, que podemos utilizar de manera puntual. 

Cuando estamos en etapas de desarrollo, evidentemente, mi opción es el uso de emuladores, sobre todo, si las pruebas las hace el propio desarrollador. Esto, lo recomiendo, sobre todo, por la rapidez de probar varias opciones a la vez. También, debemos de tener en cuenta que lo ideal, en esta etapa, es probar lo básico en emulador por parte del equipo de QA.

El núcleo central de las pruebas, se deberían de hacer en dispositivos físicos, ya que solamente en ellos podemos replicar experiencias reales, tanto con batería, datos, wifi o problemas de red que podamos tener, también, al realizar las pruebas de manera física, observaremos como se comporta la app en un dispositivo en concreto. Lo ideal, es hacer, como lo hablado anteriormente, una estrategia híbrida entre emuladores y dispositivos físicos, centrándonos en diferentes puntos (como los vistos en este párrafo) en cada uno de ellos.

Una vez que tengamos pasadas las pruebas internas de la app, sería necesaria la búsqueda de probadores beta, que nos aseguren y garanticen que la misma es válida y sirve para nuestros usuarios. Aquí, podemos usar varias estrategias, desde el seleccionar usuarios de nuestra empresa o que tengamos confianza, buscar en plataformas especializadas y tener en cuenta, que el lanzamiento de la aplicación debe de ser limitado, acotado y donde podamos lanzar diferentes funcionalidades de manera progresiva.

Muy importante, en este punto, es el uso de monitorización y análisis de datos para hacer un seguimiento de lo realizado y obtener toda la información de estas personas. Esta, también se puede obtener mediante encuestas completadas al final del beta Testing realizado.

Desarrollar la estrategia de pruebas móviles es un gran desafío, pero si seguimos una serie de puntos, podemos tener, al menos, un camino por donde empezar a trabajar y poder seguir y mejorar a lo largo del tiempo.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

¿Hablamos?

Cuéntanos como ayudarte

Si quieres más información sobre lo que hacemos, necesitas ayuda o quieres hablar con nosotr@s, solo tienes que ponerte en contacto.

Dirección:

Spaces Río Madrid - Calle de Manzanares, 4

Email:

hola@qalovers.com

Teléfono:

(+34) 648 961 876