14 de mayo de 2015

Cuando la cabeza no da para más.

De vez en cuando, a mi personalmente me ha pasado, estoy probando una nueva funcionalidad o un desarrollo que me han pasado y no soy capaz de ver ni un solo defecto, ni siquiera una mejora. Esos días grises en el que la cabeza no da para más.


Nos encontramos en un punto de frustración bastante alto y por más que lo intentemos, nada, cero defectos y no vemos ni los más evidente. En esos días, os recomiendo dejar de probar, a mi por lo menos me funciona. No se porqué sucede, pero se como evitarlo, por lo menos en mi caso.

Cuando llevo un rato en el que no veo nada, no soy capaz de ver más lejos, paro. Me dedico a reprobar defectos, a crear casos de pruebas, a leer pbi's o funcionales, todo, menos probar. Es completamente absurdo ya que me bloqueo cada vez más y la frustración va en aumento.

Cuando me pasa eso, al parar y continuar al día siguiente, todo vuelve a su ser, vuelve a funcionar y los defectos, mejoras y demás surgen por si mismas, algo que vuelve a darme esa vidilla y me ayuda a seguir durante horas, porque si, me gusta encontrar defectos, me gusta proponer mejoras que ha nadie se le han ocurrido.

Cuando tenemos uno de esos malos días, lo mejor, de verdad, es parar, ya que sino podemos dar por bueno algo que en realidad no funciona bien y liarla más que solucionar cosas.

Os puede parecer una lectura sin fundamento, sin nada nuevo, sin técnicas de testing novedosas o herramientas que podemos utilizar, pero realmente todo eso no vale de nada si nuestro día es malo y nuestra cabeza no da para más. Muchas veces es mejor parar, respirar hondo y continuar al día siguiente, un buen consejo en ciertos momentos nos puede ayudar más que un post sobre como, cuando o con que probar.

¿Hablamos?

Cuéntanos como ayudarte

Si quieres más información sobre lo que hacemos, necesitas ayuda o quieres hablar con nosotr@s, solo tienes que ponerte en contacto.

Teléfono:

(+34) 648 961 876